Fundación Jorge Otero y María Liévano de Otero, poniéndole corazón a las niñas de Otero